sábado, 21 de marzo de 2009


15 comentarios:

Cat's dijo...

tertulianas en el desierto, acaso no se puede estar mas tranquilo?

me gusta ese gato que asoma...

MARISA dijo...

gato perro mujeres flor.. mezcla divina :)

Neli dijo...

Hablar de lo cotidiano, del día a día, puede llegar a ser todo un arte.
Como tus dibujos.

Un abrazo.

Ladelmedio dijo...

Inquietante... No hago más que mirar los detalles, realmente me intriga el sentido de este dibujo.

Cora dijo...

todos tus cuadros tienen multiples interpretaciones.

añil dijo...

Gracias por tu visita y por tu abrazo.
Me gustan tus dibujos.

Un beso

Soledad Sánchez M. dijo...

El diálogo.
Abre un cauce entre almas,
rompe el frio.
La palabra.
Rotunda
y cósmica.
La palabra
en el aire,
entre los hombres.

Un beso.

Soledad.

Maria del Sur dijo...

es raro
por un lado minimalismo
y por el otro naturaleza
y a mi...
que siempre el minimalismo
me sabe a futuro


y si son de levante
q mas da
se quedan con lo frio de los cristales....

merce dijo...

Evocador y sugerente dibujo!!!

Un abrazo grande.

Lucía dijo...

Termino de pasear tu blog, me encantan tus dibujos, lo que reflejas en ellos, la vida que tienen.
Gacias también por tu visita.
Un abrazo

Luka dijo...

¿Hoy comemos en el jardín, o abrimos la torre y subimos a la terraza??


Muaaaa

flor dijo...

Gracias Manuel por tu comentario. En cuanto a tu trabajo en el blog me parece muy lindo y es un placer compartir tu arte.

Veronika dijo...

¡que interesante! es poco decir.... es una verdadera maravilla para mis sentidos inventar historias para tus dibujos... me encanta la idea...

Abrazos

Sombras en el corazón dijo...

Una torre atravesada por unas ventanas sin forma por las que vemos el horizonte, la luna, un barco y dos ¿qué discuten como el perro y el gato por una botella?
Casi parece una riña doméstica.
Una simbología privada muy cuca.

Un abrazo

Eva! dijo...

es que ella le esta dejando las cosas bien en claro! me parece bien!

un abrazo grande! gracias por pasar por mi rincon!

desde la creacion y para simpre... Eva!