jueves, 11 de febrero de 2010


18 comentarios:

eMiLiA dijo...

Carnaval toda la vida para no quitarse las máscaras.

Saludos!

piluna dijo...

mmmm carnavallll, momento ideal, para camuflarnos y disfrazarnos. Momento idóneo para ser quienes relamente queremos ser y no nos atrevemos ser...

ViVa el Carnaval....

Besos...

Cecy dijo...

Época ideal, para disfraces.

Que lindo!

Besos.

Darilea dijo...

Carnaval a las puertas, y en tus dibujos no podía faltar.
Un besito :-)

Alís dijo...

Carnaval... el momento ideal para sacarnos las máscaras y que nadie nos reconozca.
Un beso

ShaO dijo...

Con o sin máscara feliz carnaval (los mejores a la luz de la luna como en tu dibujo) Abrazote

Unika dijo...

Disfraces cotidianos, mujeres intentando camuflar sus agujeros con ciertas armas, hombres simulando no tenerlas para no propiciar guerra. carnaval for ever and never!
abraxo!

Nahahya dijo...

Hoy nos desprendemos de nuestras timideces, representando personajes de otras épocas,pensamientos...nos vestimos, nos pintamos y representamos...es el teatro de Carnaval. Diversión y Libertad

Un abrazo muy sereno para ti,
Naia

Gracias por pasarte y dejar tu sabiduría. Te visito.

virgi dijo...

Él la quiere convencer, pero ella no lo ve claro. Encima, el lobo aúlla a la luna...mal augurio.
Besos y confetis

Cris dijo...

¿Puedo seguir disfrada cada día de persona feliz?

merce dijo...

Aún disfrazados, parece que la aptitud es de armonía, se ven bien...


Bonito dibujo.


Un abrazo Manuel.

Sauze dijo...

una declaración en toda regla... eso sí la tímidez bajo la máscara ...
lindo trabajo, manuel.

Ladelmedio dijo...

"No soy yo, yo estoy debajo de la peluca y el maquillaje" Nine

light my fire dijo...

es tuyo el dibujo?

"Nacer" dijo...

Carnaval, Carnaval, Carnaval... te quiero....

¡Excelente dibujo!

Un beso con y sin máscara :)

*B r i t e* dijo...

Hola!! oye esta muy interesante tu trabajo, no has pensado en ponerle color??
Saludos desde México!!!

Neli dijo...

El baile de las máscaras, el misterio del encuentro tras un disfraz.
La magia de una noche de carnaval en Venecia, donde todo se vive de otra manera.
No me gusta el carnaval, he visto no muy lejos la cara más desagradable del mismo y no me interesa entrar en él. Pero tu dibujo me lleva al lado opuesto, al lado bueno y amable del carnaval, al lado blanco.
El misterio de la seducción, eso es, pero con un trasfondo sincero y sin dobles intenciones.
Una larga noche hablando y descubriendo a la otra persona sin llegar a ver su rostro y facciones mientras ocurre.

Besitos.

alkerme dijo...

Bastante apropiado para la semana pasada.

Abrazo