jueves, 11 de septiembre de 2008


11 comentarios:

Habitarás mi ocaso dijo...

Una madre y su niño a medias... es ella una madre incompleta también?

Besos

Diana Coronado dijo...

heyy este es snuevoo !!
Es muy simbólico

Silvia dijo...

¡A punto a estado el niño de tirar la cazuela hirviendo! Menos mal que estaba la madre para controlarle y sugetarle las manos.
Bss

CRIS dijo...

Pues... un momento entre la mami y el niño que no se muy bien si el niño quiere juego o que lo cojan en brazos y den mimo.. y mientras la comida en el puchero, qué rico... en una casa antigua... ummm

Alejandra dijo...

El deseo exije que lo atiendas y le des importancia. Mas tal vez tienes la esperanza de huir.

Saluditos

MARISA dijo...

que duro tirar del niño y dejarlo a la mitad..debe echarle el doble de cuenta??

Luka dijo...

Muy bonito y como ya han dicho por aquí, simbólico, jeje.
Una madre que está ahí para sacar a su hijo de cualquier pozo oscuro donde se le ocurra aventurarse, o donde caiga por casualidad...
Es una madre enérgica, de tant afuerza que hizo el niño se quedó a medias!!
O es como en Amanece que no es poco, y la madre impaciente no ha podido esperar a que el niño estuviera maduro para sacarlo???
Esta versión me gusta más, jeje.

INSPIRADOR, en todo caso.
Un abrazo enormeeeee!!!

hawwah dijo...

me dolió el estirón...

glauca dijo...

Uf, me dio susto al ampliar!. Una madre que parece de otro tiempo, de otro lugar al menos y...tan de aqui, tan de ahora.....un niño partido en dos, pero el corazón, siempre, con la madre.

piluna dijo...

Mmmm, maternidad interrumpida quizas??? maternidad a medias??? añoranza por el hijo perdido???... Besos

Javier dijo...

tus trabajos son extremadamente personales y te felicito por ellos. Te dejo un saludo y te invito a mi blog.